Haley: Venezuela en Consejo DDHH de ONU es una burla a la institución

Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos en la ONU: "Consejo de Derechos Humanos debería denunciar a su Gobierno"

Con información de Deutshe Presse Agentur 

IMG_1169.JPG

Nueva York.- Los planes de Venezuela de hablar en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra la próxima semana representan "una burla a la institución", sostuvo hoy la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Nikki Haley.

El ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, tiene previsto dirigirse al organismo tras un reporte que acusa al Gobierno del presidente Nicolás Maduro de reprimir a disidentes políticos con fuerza letal desde que comenzaron las protestas en abril.

"Tener al ministro de Relaciones Exteriores venezolano hablando ante el Consejo es una burla a la institución. El régimen de Maduro continúa robándoles al pueblo venezolano su libertad y su prosperidad", apuntó Haley mediante un comunicado.

"En lugar de darle la bienvenida al ministro de Relaciones Exteriores venezolano, el Consejo de Derechos Humanos debería denunciar a su Gobierno", señaló.

Arreaza será el encargado de representar a su país ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU la semana próxima, confirmó ayer el organismo, que corrigió así una información anterior según la cual iba a asistir el presidente Maduro.

El lunes comienzan en Ginebra las sesiones de otoño (boreal) del Consejo, que durarán tres semanas. Los 47 países miembros son elegidos por la Asamblea General de la ONU para un período de tres años y en la actualidad Venezuela forma parte del grupo.

El objetivo del Consejo es apoyar la defensa de los derechos humanos en todo el mundo y encargar informes a expertos en caso de graves denuncias.

La situación de Venezuela fue objeto de uno de estos estudios hace poco y la semana pasada el alto comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, expresó gran preocupación.

Según afirmó, durante la represión de las protestas contra el Gobierno se usó fuerza letal, se violaron los derechos humanos y hubo opositores que fueron torturados. El informe indica que la mayor parte de las muertes durante las manifestaciones pueden atribuirse a las fuerzas de seguridad y los grupos pro-Maduro.

Estados Unidos y otros países acusan al mandatario de estar instaurando una dictadura en el país.

IMG_1162.JPG