Quantcast
avatar-elmercurioweb-2017.png

El Mercurio Web

Portal de información independiente producido en Venezuela.

De la pelea arreglada al gobierno de transición; por Richard Casanova / @RichCasanova

De la pelea arreglada al gobierno de transición; por Richard Casanova / @RichCasanova

IMG_0825.JPG

La incertidumbre política tiene al país en estado catatónico, nadie sabe exactamente como saldremos de esta tragedia pero el gobierno tampoco sabe cómo podrá sostenerse. En la calle se siente un clima pesado, una sensación de lo inevitable: el régimen está en su fase terminal.No podemos pronosticar el futuro pero si inferir al menos seis posiblesescenariosen la coyuntura y algunas consideraciones que de ellos se derivan:

1.- Se suspenden las elecciones.Postergar el evento en nada beneficia a este gobierno que más bien adelantó la convocatoria por temor a los efectos de la crisis. La suspensión supondría un replanteamiento del escenario electoral que eventualmente podría amenazar la candidatura Falcón. Esto sugiere la posibilidad de un entendimiento tácito entre los participantes para continuar. Pese a la presión interna y externa, es poco probable la suspensión. Si se produjera, la unidad opositora sería esencial para tomar las decisiones y convertir el suceso en una real oportunidad de cambio.

2.- La victoria opositora.  No es posible un triunfo en las circunstancias de hoy,nos referimos a limitaciones que van mucho más allá de las condiciones electorales. Ganar es un espejismosi no vamos unidos y por ahora, tal cosa luce distante. Aun cuando hay voces conciliadoras buscando un punto de encuentro, es una candidatura que nace en solitario, hay problemas de confianza, persiste un radicalismo opositor que no ayuda ypor si fuera poco, el comando de campaña ha tenido un equivocado manejo estratégicoque solo ha contribuido a abrir la brecha. Quienes deberían ser tolerantes y construir puentes, más bien los dinamitan.No pretendo señalar errores sino advertir que la dinámica política actual no conduce a la unidad. En todo caso, si contra todo pronóstico Falcón llegara a ganar, hay que recordar que –según las condiciones aceptadas- la “entrega” del poder sería en Febrero de 2019 y se mantendría vigente la fraudulenta Asamblea Constituyente. De aquí a allá ¿quedará algo de país?Si acaso la realidad no arrasa antes con el gobierno, en ese ínterin la máquina moledora cubana dejaría al “presidente electo” en extrema debilidad, propiciando el escenario ideal para un gobierno de integración, “mientras tanto”. A la postre,un salvavidas para este régimen agónico. De nuevo la unidad sería clave para evitar que esa eventual victoria se convierta en pocos meses en un triunfo oficialista. moribundo

3.- La pelea arreglada.No son las elecciones parlamentarias del 2015, ahora estegobierno moribundo y desesperadoutilizará el poder militar y todos los recursos para torcer abiertamente la voluntad popular, asignando a cada candidato los votos justos, según su conveniencia. Si ya en las regionales –cuando había total unidad- fue difícil cubrir los centros de votación y la abstención fue altísima, la realidad de hoy deja la mesa servida para que el gobierno infle la votación de ambos candidatos. Algunos hablan de las encuestas que favorecen a la oposición y de la debilidad del gobierno, por eso apelo a la analogía boxística: Cuando una pelea esta arreglada, no importan las condiciones de los boxeadores sino hacer creíble el espectáculo y tener cuadrado al réferi.  Es decir, no es realmente una pelea sino un show y el riesgo de que terminemos todos siendo parte de la escenografía es muy alto. Por eso la comunidad internacionalha sido categórica al advertir el desconocimiento del resultado de estas “elecciones”.

4.- El gobierno de transición.Divididos, la única posibilidad de una victoria deFalcónno sería electoral sino derivada de la decisión de un gobierno consciente de su fragilidad: el poder se hace insostenible, vista la tendencia de la crisis a profundizarse y las complicaciones en el plano internacional. Así, el régimen concluye que su supervivencia está garantizada si ellos tienen influencia en el proceso de transición yante la inevitable caída, optan por la posibilidad más conveniente. Como decía en una mesa un dirigente chavista “La transición necesaria no es con Capriles y mucho menos con Leopoldo, sino con alguien que sea potable de este lado, de lo contrario no es una transición”.  Esa tesis tiene sus radicales dentro del chavismo que dicen “Falcón presidente y nosotros la oposición… y así arrasamos por completo a la derecha”.  Este escenario sería una variante de “la pelea arreglada”.  Que exista gente pensando esas cosas dentro del chavismo o personas operando esa posibilidad en el entorno de Falcón no es algo para horrorizarse, alarmante sería que no exista una actuación unitaria de las fuerzas democráticas para evitar que esa transición se convierta en una “reedición del proceso”, aunque no sea la intención de Henri Falcón.  Que el chavismo decida propiciar su salida y a tales fines, intente utilizar a algún candidato opositor, es simplemente un escenario. Lo angustiante es la falta de unidad, insisto.

5.- Gana Maduro.Es la otra variante de “la pelea arreglada”.  Si el régimen decide mantenerse a toda costa en el poder o si factores internos –civiles o militares- impiden la transición, el resultado final es que “gana” Nicolás Maduro.  Aunque en realidad nohay tal triunfo pues el resultado será desconocido nacional e internacionalmente, pero además esa supuesta victoria no cambia la realidad del país, ni soluciona la crisis de gobernabilidad del régimen.  Al día siguiente, la crisis social, económica, política y militar se agudizará seriamente, se acelerará el colapso y el país sencillamente será inviable. Ese día quienes se abstuvieron de participar en la farsa electoral podrán izar sus banderas y continuar la lucha sin sentirse derrotados pero sería muy importante sumar a quienes por una u otra razón creyeron que su voto podría hacer la diferencia.  De nuevo, es la unidad lo que hay que reivindicar como valor esencial de la lucha.

6.- Falcón se retira. El candidato ha sido enfático al decir que llegará hasta el final, por lo cual menos se preocupará el gobierno en ofrecer condiciones electorales.  ¿Para qué si a todo evento el otro candidato se mantendrá? Algunos analistas dicen que semantendría porque siempre tendrá algo que ganar y no es así.Si “gana” Maduro,obvio que Falcón estará en un dilema: O canta el fraude que buena parte del país le ha advertido y queda muy mal.  O queda peor reconociendo la “victoria” de Maduro, justolo que aspira el gobierno y quienes lo han acusado de ser un Caballo de Troya.  Henri Falcón tiene un capital político que vale la pena preservar.  No es el caso de algunos aventureros que acompañan su candidatura por intereses facciosos, esos nada tienen que perder.Lamentablementeestas dinámicas políticas son tenazas que aprietan y hacenimposible zafarse. Creo que Falcón no tiene intención de retirarse pero si lo hiciera,él sería el gran ganador: metería en un gran paquete al gobierno, acaba con todas las dudas que han tejido a su alrededor y se consolida como líder nacional. ¡Ya veremos!

En definitiva, el escenario más factible es la pelea arreglada, “ganando” Maduro o en su variante hacia el gobierno de transición.  Pero la realidad, mis ambles lectores, es que sin unidad todo esfuerzo puede ser inútil y el gobierno lo sabe  Sin embargo, pese a la incertidumbre, estamos por salir de esta pesadilla. ¡Venezuela no se rinde!

Twitter: @richcasanova

(*) Dirigente progresista / Vicepresidente ANR del Colegio de Ingenieros de Vzla.

​Jim Jones Siglo XXI y el liderazgo necesario

​Jim Jones Siglo XXI y el liderazgo necesario

Chismes de la gran aldea. #5Mayo

Chismes de la gran aldea. #5Mayo