Quantcast
avatar-elmercurioweb-2017.png

El Mercurio Web

Portal de información independiente producido en Venezuela.

Descomposición en dolor mayor; por: Pancho Aguilarte / @P_Aguilarte

Descomposición en dolor mayor; por: Pancho Aguilarte / @P_Aguilarte

pancho-aguilarte.jpg

Voy a una panadería de la zona (Barcelona) tan pronto me bajo del carro se me acerca un niñito de unos seis años, no más. Bien vestido, con su pantalon y camisa limpia, zapatos deportivos. En apariencia pareciera no ser de los niños de la calle. Me dice: "Le cuido el carro". Le contesto que está bien. Cuando salgo con los panes y unos refrescos, el niño me dice: Sr puede darme un pedazo de pan? le contesto, te voy a dar trescientos bolivares y el niño me responde, con 300 bolivares no puedo comprarme un pan y tengo mucha hambre. Así que corto el pan canilla por la mitad y le entrego una de ellas. Me da las gracias, me subo al carro y me voy pensando en la situación de ese niño y de todos los niños venezolanos que enfrentan esta terrible pesadilla que los obliga a ser hombres y dejar atrás los juegos, los sueños y el derecho que como niños tinene a una infancia libre de carencias de alimentos y medicinas.

Posteriormente me entero a través de un amigo que los chipilines que se ubican en los semaforos de las avenidas de Lechería son perseguidos por la Policia de Urbaneja que en un acto poco digno y carente de sentimiento los monta en la unidad patrulla y los deja abandonados en el sector " Las casitas de Barcelona, de donde regresan descalzos a pie, con el peligro que eso representa. Esta es parte del relato que le hiciera uno de los niños, a quien mi amigo le diera la cola desde la costanera hasta la av principal del municipio Urbaneja.

Estos relatos, mas bien cuentos de horror lo viven a diario miles de venezolanos en toda la geografía nacional. Ancianos, hombres, mujeres y niños hurgando a diario en la basura buscando que comer. Compatriotas pidiendo en las entradas de panaderias, abastos, restaurantes y supermercados. Venezolanos que todas las tardes esperan por las sobras de los puestos de venta de verduras, carnes y pollos en los mercados municipales, viendo como resolver la posibilidad de hacer aunque sea una mala comida. Estamos viviendo una verdadera catástrofe. Ya no quiero hacer más análisis sociológico, histórico, político. Ya muchos lo han hecho con precisión, bien fundamentados. Ya no hay nada que decir ni que agregar.

Es la peor de las circunstancias que nos ha tocado enfrentar. Solo una respuesta consoladora y llena de esperanza encuentro en todo esto: Solo Dios sabrá las razones de estos padecimientos, de esta hambruna y del regimen que tenemos y solo Dios sabrá hasta cuando y hasta donde. Yo sólo se que cuando logremos superar este difícil accidente seremos los seres mas felices de la tierra y nos encargaremos de que nunca mas se repita semejante barbarie. Es un castigo lo que estamos recibiendo, una lección que debemos y tenemos que aprender, la mas dura y dificil de cuantas nos han tocado y nos ubica como el o uno de los lugares escogido como escenario de este inicio de final de los tiempos.

Abogado y Analista Político 

Calle + Voto x Venezuela = Triunfo; por: María Alejandra Malaver / @malemalaver

Calle + Voto x Venezuela = Triunfo; por: María Alejandra Malaver / @malemalaver

"La Propuesta", por Eduardo Fernández / @EFernandezVe

"La Propuesta", por Eduardo Fernández / @EFernandezVe