Policía del Brasil investiga fraude que involucra a empresa estatal venezolana

La operación "Conexión Venezuela" investiga el envío de dinero para pago de intermediarios a paraísos fiscales por más de 64 millones de dólares 

Con información de Deutshe Presse Agentur

IMG_1371.JPG

Porto Alegre (Brasil).- La Policía de Brasil realizó hoy procedimientos dentro de una operación que investiga el envío de dinero con fines ilícitos a paraísos fiscales por más de 64 millones de dólares a través de compras de fachada de material agrícola, un caso en el que estaría involucrada una empresa estatal de Venezuela.

La operación, llamada "Conexión Venezuela", de acuerdo al comunicado emitido por la "Receita Federal", el organismo de control fiscal de Brasil, que también participó de las investigaciones por lavado de dinero, "empresas con sede en Venezuela -entre ellas, una estatal- remitieron grandes cantidades de valores a Brasil bajo el pretexto de adquirir equipamientos agrícolas".

Asimismo, el comunicado explicó que "parte considerable del dinero no fue destinado a fabricantes o proveedores, (.) y sí a beneficiarios como personas jurídicas en paraísos fiscales" y que entre 2010 y 2014 "los valores girados por la organización habrían pasado los 64 millones de dólares".

IMG_1372.JPG

Según informó el portal de noticias "G1", la investigación comenzó a partir de los análisis de cuentas de una empresa de exportación del sureño estado de Río Grande do Sul. Los fiscales de la "Receita Federal" constataron que se pagaban comisiones de un 30 por ciento en las ventas de material agrícola a una empresa estatal de Venezuela, de la cual no fue divulgado su nombre.

También según "G1", la maquinaria era vendida por valores superfacturados y la estatal venezolana abrió una línea de crédito en un banco en Panamá, mientras que parte del dinero de las transacciones era redistribuido por empresas de consultoría localizadas en paraísos fiscales caribeños.

De acuerdo al portal, la Policía y la Receita Federal realizaron operaciones en las ciudades de Porto Alegre, Sao Paulo y en localidades del interior de Río Grande Sul, mientras que un ciudadano venezolano fue detenido en España con la colaboración de Interpol en el marco de la investigación.