Quantcast
avatar-elmercurioweb-2017.png

El Mercurio Web

Portal de información independiente producido en Venezuela.

Cuidado con los agentes de la desesperanza; por: Pedro Galvis / @pgalvisve

Cuidado con los agentes de la desesperanza; por: Pedro Galvis / @pgalvisve

Esta semana después de anunciados los resultados poco creíbles del sospechoso proceso electoral convocado por el CNE, un gran amigo me escribió para pedirme que le explique cuál es la estrategia de todos los que llaman a abstenerse de votar, ¿Hacia donde quieren ir?.

Primero le respondo: no soy abstencionista, no convoco a nadie a no votar. Sin embargo, es necesario que entendamos que a partir de las elecciones parlamentarias del 2015, la dictadura cerró la vía electoral. Desconoció las competencias de la Asamblea Nacional, anuló a diputados, nos robó la posibilidad de hacer un referendo revocatorio que tení­amos ganado. Decidieron no volver a convocar un proceso electoral del que no estuvieran seguros del resultado; podemos votar, pero no elegir. Como ejemplo les recuerdo que hoy los principales partidos políticos democráticos del país están ilegalizados, con dirigentes inhabilitados, perseguidos, presos o exiliados.

El Consejo Nacional Electoral cada vez tiene más trabajo para convencer a los venezolanos de los resultados que ofrecen tras los procesos que organizan, y que no se corresponden con los que ciudadanos presenciamos en los centros electorales, tampoco con los que las encuestas a pie de urna (exit poll) han arrojado. El CNE nos miente sistemáticamente.

En democracia se resuelven las diferencias a través del voto. Pero en Venezuela no hay democracia. Y no podemos ver al voto como un fin, sino como un medio. Un medio para organizar a los ciudadanos, para acumular fuerzas y movilizarlas para presionar hasta lograr restaurar la democracia en Venezuela, así­ debemos asumirlo.

La política es una actividad compleja y en Venezuela lo es mucho más. La desconfianza de los venezolanos contra muchos de los dirigentes políticos y de los polí­ticos entre sí­, ha sido un gran obstáculo para encontrar una ruta y estrategia común y que nos permita efectivamente desalojar a quienes han secuestrado el gobierno y las instituciones democráticas, a ellos los que han convertido a Venezuela en su guarida y su botín.

Por esto, no es tiempo de ambigüedades. Sería irresponsable decir que la salida de la dictadura es solo cuestión de tiempo, pero no necesariamente es así, es cuestión de fuerzas, mientras más tiempo tardemos en organizar y movilizar las fuerzas democráticas del paí­s, más tiempo permanecerán los criminales en el poder.

No es cierto que los venezolanos tenemos que esperar 6 años más para intentar poner fin a nuestra tragedia. Aquellos que te dicen que no hay nada por hacer y que todo está perdido, son agentes de la desesperanza, trabajan consciente o inconscientemente a favor de la dictadura y en contra de la libertad; no los escuches ni te dejes convencer, porque no estás solo. Los ciudadanos representamos la fuerza que requerimos para ser libres, pero dispersos es poco lo que podremos hacer. Unidos vamos a salir de esto.

Ánimo Venezuela

Pedro Galvis  ~ TW/IG: @pgalvisve

El engaño perfecto

El engaño perfecto

Fernando Albán y los que mueren por la vida; Por Richard Casanova / @RichCasanova

Fernando Albán y los que mueren por la vida; Por Richard Casanova / @RichCasanova