¿Cuánto vale un dólar?. Por: Carlos García V. / @i_am_kgv

Recientemente escucho en el programa de Cesar Miguel Rondón en Circuito Éxitos (99.9 FM) a un oyente preguntándole a un experto, si el valor del dolar real se acerca mas al paralelo o al dolar SIMADI. La respuesta seguramente no lo complació, pues el entrevistado se limitó a los lugares comunes que oímos cada día, que ante la falta de oferta el dólar en Venezuela vale lo que el oferente quiera pedir, y el comprador esté dispuesto a pagar. La sequía de dolares en Venezuela ha distorsionado tanto la economía que no es posible saber cual sería el "precio real". Cualquier cifra que digamos puede verse invalidada por la cotización en la tarde. Ayer, el dólar SIMADI se cotizó oficialmente en Bs. 194,84. Pero, ¿es ese el precio real?

Calcular cuanto vale un dólar en Venezuela puede ser necesario para entender lo distorsionado que está la economía. Ya de hecho existe una distorsión de precios porque existen importaciones públicas y privadas a diferentes cotizaciones del dólar. Un dólar Cencoex para alimentos y medicinas. Un dolar SICAD para subastas especiales y específicas. Un dolar SIMADI, insuficiente y difícil de obtener, para transacciones "marginales" (Merentes SIC). Y la cotización no oficial del dolar paralelo, que se consigue investigando en las redes, que no se sabe bien como se calcula o como se mide, pero que es el marcador de preferencia en la mente de los venezolanos. Al menos en gran parte de los que conozco, que usan exclusivamente esa referencia para sus cálculos económicos. Esta pluralidad de "tipos de cambio" afecta de manera diversa y compleja la formación de los precios finales. Por ejemplo, los alimentos pueden importarse a dolar cencoex (6.3 Bs. por dólar), pero los aranceles pueden ser pagados a dólar SIMADI (Bs 294,84 Bs. por dólar), así como los productos y servicios necesarios para empacar, envasar, etiquetar, almacenar o distribuir el producto final, o para importar o reparar las líneas de producción. Es así entonces que los "servicios" y accesorios pueden costar mas que el mismo producto, y el precio final no tener ninguna relación con el precio de la materia prima.

Hagamos un par de ejemplos para entender el grado de distorsión. Mi mecánico acaba de tasar mi carro en Bs. 1.800.000. Eso es lo que vale en el mercado mi automóvil. No voy a dar detalles del modelo y año para no "marcar el precio", solo lo usaré de ejemplo real. Usando la página edmunds.com pude conocer el precio por el cual se vende en los Estados Unidos un carro similar al mío y obtuve USD 8.995. Usando una simple calculadora, se obtiene una tasa de cambio de BS. 202.86, muy similar a la tasa SIMADI de ayer. Pero, ¿está la cotización de mi carro (en Bolívares) influenciada por la tasa simadi o paralela? Es decir, ¿qué criterios usó mi mecánico (o sus pares) para determinar que mi carro vale Bs. 1.800.000? Porque si usaron como referencia el precio en dólares y la tasa SIMADI, pues caemos en un cálculo recursivo. Para evitar este error, o "bias" como se dice en inglés, debemos usar otro método. Algo que no sea transable.

Acabo de leer en el WSJ que Mc Donalds está ofreciendo elevar el salario mínimo de sus empleados a 7 dolares la hora. Estaríamos hablando de unos USD 1120 al mes. Sin embargo, en el reportaje, los empleados consultados se quejan de que tal salario no es suficiente para vivir, y que la empresa los está dejando al borde de la pobreza crítica. Algunos factores políticos, como por ejemplo el reverendo Jesse Jackson de la iglesia de Chicago, les dan la razón. Extrapolemos esta realidad a Venezuela, y hagamos esa comparación. Dado que no conozco cuanto ganan los empleados de Mc Donalds Venezuela, pondré el caso de la señora que nos asiste con las labores de la casa. Ella gana Bs 400 diarios, es decir unos Bs. 8.000 al mes. Siempre se queja, por supuesto, pero considero que si no le diera para vivir simplemente dejaría de venir. Pero extrapolando ambos salarios mínimos, la tasa implícita sería de Bs. 7.14 por dólar.

Si yo tomara esos USD 1.120 mensuales y los trajera a Venezuela, cambiándola a la tasa SIMADI, por ejemplo, (Bs. 218.220,80) ciertamente si me daría para vivir. Para vivir, viajar, estudiar, salir a comer, contratar a dos señoras para que me asistan en la casa, y un largo etcétera. Eso es un indicio fehaciente de que aún la tasa SIMADI estaría sobrevaluada. Mientras que en el exterior USD 1120 no alcanza para vivir, en Venezuela, a la tasa SIMADI, esos dólares nos darían para vivir a cuerpo de rey. No conozco personalmente ningún gerente o ejecutivo en Venezuela que gane ese nivel de sueldo. Los más afortunados, ganarían menos de la mitad.

Entonces, ¿cual es el verdadero precio? Si se levantara el control de cambio, según este análisis, el precio del dólar debería ser bastante inferior a la tasa SIMADI. Si no, cientos de empleados de Mc Donalds trabajarían dos o tres meses allá y luego se vendrían a Venezuela a vivir tranquilamente por el resto del año. ¿Qué tan inferior?Ridículamente inferior. Pero el objeto de este post, a final de todo, no es dar un precio exacto, sino demostrar lo distorsionada que está la economía, donde los análisis, los cálculos financieros mas serios, dan resultados que carecen de sentido. Es por ello que quien desee invertir aquí debe asesorarse muy bien con alguien experto y conocedor de las teorías, pero mas ducho en el manejo de las prácticas. No es fácil. Pero me pongo a la orden. =)