Borges aseguró que los países europeos no quitarán la atención de Venezuela

El presidente Rajoy manifestó su preocupación “por la persecución a dirigentes políticos y delicada situación económica que hay en Venezuela”

Redacción

IMG_0584.JPG

El presidente de la Asamblea Nacional Julio Borges, acompañado por el primer vicepresidente Freddy Guevara, fueron recibidos formalmente por presidente del Gobierno español Mariano Rajoy en el Palacio de la Moncloa. En la reunión abordaron la crisis política, económica y de derechos humanos que hay en Venezuela.

El presidente Rajoy manifestó su preocupación por la ausencia de un cronograma electoral confiable, “por la persecución a dirigentes políticos y delicada situación económica que hay en Venezuela”. En este sentido aseveró que “España luchará de la mano con los venezolanos hasta que rescaten su democracia”.

Por su parte Borges aseguró que “los países de europeos no quitaran la atención de Venezuela hasta no haya una solución democrática a la crisis política e institucional”. Asimismo denunció que “el Gobierno de Maduro concentró el poder judicial y legislativo en un solo puño, que es el de la Constituyente; lo que ha generado una enorme crisis institucional, que se ha traducido en atropellos contra los venezolanos”.

Entretanto, el diputado Guevara solicitó el apoyo de las instituciones españolas para la lucha contra la corrupción; y reiteró los abusos de los derechos humanos que hay en el país. “A los venezolanos se nos hace imprescindible la protección a la Constitución y la necesidad de atender el tema humanitario”. También abogó por la importante cantidad de venezolanos que están haciendo vida en Madrid.

Más temprano ambos parlamentarios se reunieron con el canciller español Alfonso Dastis, quien señaló la importancia de un acuerdo para que haya elecciones. “Con España pueden contar para un cronograma electoral transparente y con todas las garantías”.

Mañana continuarán la gira europea y visitarán Berlín, donde se reunirán con la canciller Ángela Merkel para luego trasladarse a Londres y tener un encuentro con la Primera Ministra, Theresa May.