Diputados opositores se reunirán con mandatarios europeos

La gira contempla reuniones con el presidente francés Emmanuel Macron, con el jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, la canciller alemana Angela Merkel y la primera ministra británica Theresa May

Con información de AP

IMG_0569.JPG

CARACAS - El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges, comenzará el lunes una gira por cuatro países de Europa para exponer el deterioro institucional del país y buscar apoyo para presionar al gobierno de Nicolás Maduro en procura de una solución pacífica a la crisis política, social y económica que agobia a los venezolanos.

Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, anunció el domingo que acompañará a Borges en su gira por Francia España, Alemania y Reino Unido en busca de "más apoyo" para lograr "un cambio de gobierno".

Agregó que "la presión internacional será clave" para lograr ese fin.

Borges se reunirá el lunes con el presidente francés Emmanuel Macron, el martes con el jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, además de la canciller alemana Angela Merkel y la primera ministra británica Theresa May, se informó.

El anuncio se produjo un día después que la activista Lilian Tintori, esposa del encarcelado líder opositor Leopoldo López, recibió la orden de no salir de Venezuela.

Tintori dijo que tenía previsto viajar el sábado a un encuentro en París con Macron, y también sostendría reuniones con los jefes de gobierno de España, Alemania y Gran Bretaña.

Las autoridades no explicaron las medidas en contra de la activista, pero el viernes se le informó que está siendo investigada después de que las autoridades encontraron en su automóvil unos 200 millones de bolívares, alrededor de 60.000 dólares al tipo de cambio oficial más bajo del país o 10.000 dólares a la tasa de cambio en el mercado negro, ampliamente utilizado por los venezolanos.

Es inusual portar dicho monto en efectivo en Venezuela. La mayoría de los venezolanos tienen incluso dificultades para retirar de los bancos montos equivalentes al salario mínimo de unos 250.000 bolívares, o alrededor de 15 dólares al tipo de cambio del mercado negro.

Tintori declaró que la investigación tiene motivaciones políticas, y recalcó en un video que no es un delito portar dinero en efectivo. Agregó que el dinero era para pagar emergencias familiares, como la hospitalización de su abuela, de 100 años de edad.

Varios gobiernos, entre ellos el británico, han expresado su rechazo a la medida contra Tintori.

"El Reino Unido lamenta que las autoridades venezolanas hayan impedido que Tintori "abandone el país", dijo el domingo la Oficina de Relaciones Exteriores británica en un comunicado.

"Tintori debía visitar Londres esta semana para una reunión con la Primera Ministra, para discutir los derechos humanos como parte de una importante iniciativa para actualizar a los gobiernos europeos sobre la situación en Venezuela", agregó el escrito.

En un comunicado divulgado la noche del domingo, la cancillería venezolana rechazó "el inamistoso pronunciamiento del gobierno del Reino Unido", y argumentó que las acciones contra Tintori son "legítimas".

Se negó "la salida a una ciudadana venezolana presuntamente implicada" en delitos de "blanqueo de capitales", destacó el comunicado. Venezuela también lamentó "profundamente" que Reino Unido aliente "a los factores anti-democráticos de Venezuela".

Borges, por su parte, es señalado por algunas figuras del gobierno como "traidor a la patria" por ser uno de los opositores que presuntamente promovió las sanciones económicas que recientemente impuso Washington y que agudizaron la tensión política en Venezuela.

Las nuevas sanciones que Estados Unidos acordó la semana pasada prohíben transacciones en bonos emitidos por el gobierno venezolano y la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

Las sanciones también impiden operaciones con ciertos bonos en poder del sector público y el pago de dividendos al gobierno por parte de Citgo, la filial estadounidense de PDVSA.