Apple retarda los vehículos autónomos para concentrarse en la plataforma

Apple sigue construyendo entre bambalinas su apuesta para este nuevo y prometedor mercado

Con información de Hypertextual  

IMG_0651.JPG

De acuerdo a información publicada por el New York Times, la empresa Apple descartó el desarrollo de un coche autónomo desde cero para centrarse en la plataforma y en tecnología integrable en modelos ya desarrollados.

Sin muchos aspavientos, pero con las expectativas puestas en el futuro de los carros autónomos, Apple sigue construyendo entre bambalinas su apuesta para este nuevo y prometedor mercado. Los rumores han acallado constantemente la fabricación en sí de un modelo de autónomo, y lo último que escuchamos es que estaría más relacionado con un sistema de vehículos autónomos, una suerte de plataforma e infraestructura que permitiría integrar esta autonomía, conocido internamente como proyecto Titán.

Ahora, el New York Times se hace eco de cómo Apple habría reducido sus ambiciones y tendría entre manos un nuevo proyecto relacionado directamente con el anterior, que se habría puesto en marcha como uno de los objetivos a alcanzar dentro del proyecto del coche autónomo. Y es que según el medio norteamericano, el proyecto se conoce como PAIL, un acrónimo para referirse a Palo Alto y Infinite Loop, puesto que este nuevo proyecto tendría como objetivo probar la tecnología de Apple en el desplazamiento de sus empleados entre sus oficinas, un nombre un tanto extraño ahora que todo se van a mover al Apple Park.

PAIL vendría a constituir un sistema de transporte interno para probar su tecnología antes de pasar a la siguiente fase, y de de paso, servir como enlace entre las oficina de Apple y como un alternativa al movimiento de sus empleados de forma interna. Según el NYT, los planes iniciales eran especialmente ambiciosos: desarrollador un coche desde cero, incluyendo el hardware y el software, pero en algún punto la compañía decidió que era mejor desarrollar una plataforma integrable en coches de terceros, un sistema autónomo que permitirá desplazarse sin que el conductor tuviese que preocuparse de nada, por lo que la compañía decidió dar un paso atrás y empezar por objetivos más alcanzables, o que al menos no obligaran a Apple a empezar desde el punto inicial, desde el cual ni siquiera han empezado los fabricantes de actuales.

Dar un paso atrás para desarrollar una plataforma integrable por terceros

Una plataforma brinda más oportunidades si puede ser integrada en hardware ya desarrollado y adaptado, algo permitiría a Apple alcanzar la inteligencia necesaria para, en el futuro, desarrollar su propio hardware, como ya hizo con iOS y los chips ARM, disminuyendo los costes de desarrollo y elevando el nivel de aprendizaje sin necesidad de pasar por la casilla de salida.

Todavía queda mucho camino por delante, pero parece que la compañía sigue empeñada en el desarrollo de tecnologías de coches autónomos, que además pueden servir para otros campos y aplicaciones. ARKit podría ser el primer movimiento que llega del análisis del entorno del proyecto del coche autónomo a iOS, y lo cierto es que ambas industria tiene muchas sinergias que Apple quiere aprovechar.