Robots autónomos empezarán a entregar comida en los Estados Unidos

Un pequeño número de estadounidenses serán los primeros afortunados en recibir comida y otros bienes por parte de adorables robots semiautónomos

Con información de unocero

Cada día que transcurre nos damos cuenta de que el futuro está a la vuelta de la esquina dando pasos gigantes para alcanzarnos. Ya hemos visto que existen restaurantes futuristas en los que meseros robots atienden y ahora, pronto podríamos recibir comida a domicilio por parte de robots autónomos.

Un pequeño número de estadounidenses serán los primeros afortunados en recibir comida y otros bienes por parte de adorables robots semiautónomos. Una compañía llamada Starship Technologies anunció dos primeras alianzas comerciales para sus robots de entrega terrestre.

Para comenzar, se harán algunos ensayos utilizando a los robots, cuya estructura se conforma de seis ruedas. En las próximas semanas, Starship los pondrá a prueba para hacer entregas dentro de un área de 6.4 kilómetros de ancho.

Hasta ahora, los robots semiautónomos han recorrido cientos de kilómetros en ciudades alrededor del mundo, incluso Starship Technologies logró adquirir los permisos legales necesarios para hacer pruebas en Washington, DC. Las primeras entregas comerciales se llevarán a cabo en Estados Unidos, aunque en el Reino Unido y Alemania ya se hizo realidad con servicios como Just Eat, Hermes y Pronto.

¿Cómo funcionan?

Una vez que el cliente decida qué ordenar, podrá elegir al robot de su preferencia para la entrega de comida. Después, recibirá una alerta para notificar que la entrega ya se encuentra en camino. Los robots son capaces de cargar hasta 10 kilogramos aproximadamente y pueden avanzar hasta 6.4 kilómetros por hora.

El tiempo estimado será de 15 a 30 minutos y cuando el robot llegue a su destino, el cliente recibirá un mensaje. Al estilo de UberEATS, el usuario podrá rastrear a través de un mapa el recorrido de su entrega.

Como no se puede confiar en la humanidad, los robots contarán con GPS, cámaras y alarmas de seguridad para evitar que la comida no se estanque en el tránsito o que algún individuo obre mal robando.

Cada robot está alineado con cámaras y sensores para navegar de forma autónoma siempre y cuando la compañía ya haya trazado el área de entrega. Sin embargo, en los siguientes ensayos se empleará una mezcla de autonomía y control humano con los empleados de Starship manejando a los robots cuando sea necesario.

Según el éxito que se obtenga con esta nueva implementación por parte de Starship Technologies, la compañía aseguró que abrirá más áreas para que los clientes no se vean limitados y puedan ordenar donde sea.

Cabe destacar que los robots no reemplazarán a las personas locales que entreguen comida, pues apenas se han construido alrededor de 70 robots para hacer pruebas alrededor del mundo, comenzando por Estados Unidos.

Referencia: The Verge