Parques industriales una alternativa para el desarrollo económico

El empresario Constantino Bonaduce nos comenta que el parque industrial se ha convertido en un factor de impulso para el desarrollo económico de las ciudades, Barcelona, no escapa de esta tendencia

Especial

Parque Industrial Aerocentro desarrollado por el empresario Constantino Bonaduce

Parque Industrial Aerocentro desarrollado por el empresario Constantino Bonaduce

Son muchos los ejemplos de ciudades que se han convertido en principales “polos de desarrollo” a partir de la visión de algunos empresarios para instalarse en dichos lugares y de allí formar emporios. Guardando las distancias con ciudades empresariales de relevancia del continente europeo, como lo son Londres, Hamburgo o Barcelona (España) el empresario venezolano Constantino Bonaduce, lo impulsa en Barcelona-Venezuela.

La capital del estado Anzoátegui cuenta principalmente con unas características geográficas de importancia que le colocan a la cabeza para el desarrollo de un parque industrial de importancia. En primer lugar, la ciudad está enclavada a orillas del río Neverí, uno de los principales en la época de la colonia, además su topografía es completamente llana y a nivel del mar, lo cual la hace apetecible para el capital industrial.

No obstante, a pesar de haber tenido un desarrollo de espaldas al mar, la ciudad es costera y no dista mucho de uno de los principales puertos de Venezuela como lo es Guanta (20 kilómetros lo separan) estableciendo así un eje de relevancia para el traslado de mercancías desde el parque industrial hacia diversos puntos del Caribe y el continente.

Trabajo seguro

Otra de las características que destaca en la ciudad el establecimiento de un parque industrial, es lo referente a la generación de empleo para sus habitantes. En los últimos años, el auge petrolero provocó un aumento poblacional superior al 16% entre los años 2001 y 2014 (tomado del informe INE 2014), es por ello que urge pensar en una actividad de importancia que sirva como empleadora para esa población.

La mayor tasa demográfica del principal estado del oriente venezolano se encuentra distribuida en cuatro municipios, todos del eje norte de la entidad (Lechería, Barcelona, Puerto La Cruz y Guanta) con la ventaja de que las distancias entre sí son bastante reducidas, lo que beneficia la movilización del personal desde y hacia parques industriales.

La visión de Constantino Bonaduce se crece cuando evaluamos lo referente al Criogénico de José, principal complejo petrolero desde la explotación de la Faja Petrolífera del Orinoco. Este requiere de un espacio ubicado en sus adyacencias para la instalación de empresas que puedan desarrollar actividades conexas a la misma, es por ello que Barcelona, se erige como una nueva “capital industrial”.

Asimismo es importante señalar que Anzoátegui es uno de los pocos estados del país que cuenta con tres aeropuertos en su territorio, el principal ubicado en Barcelona el cual tiene las características de terminal aéreo nacional e internacional. Por otro lado, en los tiempos cuando inició la explotación petrolera, Anaco; en el centro de la entidad contaba con una pista (hoy en día sin funcionamiento) y en la zona Sur el aeropuerto de San Tomé, permite un puente aéreo entre el corazón del petróleo y la ciudad de Caracas.

En este sentido, el parque industrial barcelonés reúne características óptimas para convertirse en un área destinada a la instalación de empresas que estén relacionadas con los servicios aeronáuticos, ello influye en una mayor generación de empleos directos e indirectos y al crecimiento de la ciudad.

Cambio de rostro

En un primer momento, los habitantes de la ciudad de Barcelona, al igual que los transeúntes de la Troncal 9, no percibirán el cambio que ofrece el área destinada a la instalación del parque industrial Aerocentro. En especial por la visual que dicho lugar le ofrecerá a la capital del estado Anzoátegui.

Constantino Bonaduce plantea en todo sentido un desarrollo industrial de importancia, pero sin dejar de lado que tal objetivo no debe ir desligado de un cuidado del medio ambiente, es por ello que su planteamiento está orientado a la colocación de sistemas integrados que permitan el menor impacto posible sobre el medio ambiente.

Otro punto de relevancia es la dinámica urbana que se establece en lo que será el nuevo crecimiento de Barcelona. Esto viene marcado por un diseño arquitectónico de vanguardia que le permite a la capital anzoatiguense tomar un aire de modernidad, al mismo tiempo que se revalorizan las inversiones del mercado inmobiliario establecidas en la zona.

Constantino Bonaduce, como muchos empresarios del país, han apostado por el crecimiento de la ciudad de Barcelona, sobre todo por el hecho de que cuenta con características geográficas que pocas localidades pueden ofrecer en Venezuela para el establecimiento de un parque industrial moderno y de características únicas.