Un sismo político; por: Pancho Aguilarte / @P_Aguilarte

Desde la crisis de los misiles, la situación política interna de los estados unidos de Norteamérica había transcurrido sin sobresaltos, normal, con cada institución desempeñando su papel sin nada que pudiera crear una crisis en el "stablishmen" del modelo que todos gritan capitalista 100 x ciento pero que en realidad tiene sus particulares maneras de resolver en la práctica las necesidades básicas de sus quinientos millones de habitantes y propiciar el crecimiento económico y personal tanto para propios como para los extraños, lo que mundialmente se conoce como el sueño americano.

Ni siquiera la defenestración de Richard Nixon logró moverle el piso al actuar político interno de las dos grandes organizaciones partidistas que vienen alternándose el poder desde hace mas de dos siglos, reconociendo en los primeros años y por bastante tiempo la supremacia republicana.Tan es así que muy difícilmente podía percibirse una diferencia sustancial entre uno y otro.Pero ahora las cosas comienzan a percibirse distintas, tanto fuera como dentro de ese gran país, que yo he denominado: " El experimento mas exitoso de los templarios".

Desde la llegada de Donald Trump el sistema comienza a resentirse y aparecen nítidamente diferencias entre demócratas y republicanos, y entre originarios, residentes.Actualmente los tácitos acuerdos de ambas cámaras en el Congreso para dinamizar consensuadamente los nombramientos y designaciones del presidente para sus ratificaciones en el Senado han hecho tambalear la normalidad institucional costumbrista.

Trump y los republicanos están aprovechando su mayoría para evitar discusiones,oposiciones o cualquier retardo en la aprobación de los hombres y de los cargos. No hay negociación parece ser el lema del recién estrenado presidente, con lo cual confirma y recuerda que ha llegado un genuino representante de la anti política al cargo mas importante de la nación mas poderosa del planeta.

De sus posiciones y decisiones dependerá la tranquilidad interna de mas de doscientos años y la tranquilidad exterior que comienza a preocupar al resto de la geografía mundial. La política de confrontación directa,que nunca había sido la práctica del modelo norteamericano ahora toma otro matiz.

Nadie escapa a la visión particular del presidente Trump de colocar a los estados unidos de Norteamérica en el sitial que le corresponde o mejor dicho de darle apariencia a lo que es una verdad innegable. He aquí el detalle del nuevo rol de la política internacional e interna que intentará imponer el 45 presidente de USA y que por supuesto traerá y está trayendo reacciones afuera y desde dentro.

Manifestaciones, protestas, separaciones o anuncios de rechazos de estados que conforman las 50 provincias que definen y debe su nombre Estados Unidos de Norteamérica. Personalidades, gremios de artistas, empresas tecnológicas, Medios importantes y periodistas están tratando de evitar la ruptura de un sistema de gobierno que ha logrado tener éxito y ser el ejemplo para todo el mundo de como debe funcionar la democracia y las instituciones.

Una hora difícil para el país de Jefferson, Franklin y Washington, de Lincoln y Roosevelt. No nos queda mas que apelar a esa afirmación que encierra el pacto de los padres fundadores con el Gran Arquitecto del Universo.

Dios bendiga a America.

Lic.en Educación, Abogado y Analista Político