Carnet: Apartheid tropical; por: Antonio Barreto Sira / @BarretoSira

El régimen venezolano pretende a través del llamado “carnet de la patria” controlar qué comemos, cuándo comemos, y qué cantidad comemos. 

La política de control de la vida civil se está expandiendo con paso firme. El régimen busca conocer qué hacemos en todo momento. 

Y, esta receta no es nueva. Nicolás Maduro está aplicando el mismo modus operandi que se usó en la extinta Unión Soviética, en Cuba, en Corea del Norte, y en el resto de las naciones que han tenido la desdicha de ser regidas por sistema comunistas. 

El carnet de la patria, es la carnetización de la sociedad, y ¿cuál es un objetivo? Con esta política de Estado quiere generan un apartheid tropical. 

Así como en Sudáfrica y en Namibia hubo una segregación de tipo racial, aquí la desean implementar bajo la óptica de posiciones políticas. 

Quienes tienen el carnet y son simpatizantes del oficialismo para ellos sí habrán las migajas que caerán del plato de los amos del Palacio de Miraflores, mientras que para el resto de la población no habrá ni siquiera estas migajas. 

Con esta acción Maduro y sus colaboradores quieren poner de rodillas a toda la nación, su propósito es doblegarnos a través del estómago. 

Es claramente una política de odio y destrucción que mueve las acciones y estrategias de Maduro y todo el modelo que él en este momento está encarnando. 

La discriminación política se sumará a la intimidación violenta, esa que están llevando adelante mediante el uso de los grupos paramilitares denominado: Colectivos o mediante la mismísimas Fuerzas Armadas. 

La segregación de varios tipos de venezolanos, es parte de la visión sectaria y agresiva de un pensamiento político que se basa en el poder absoluto y la destrucción del contrario. 

No obstante, la dignidad del pueblo será muy superior a los deseos del régimen. Los venezolanos seguirán aplicando la “Operación Agarre”, tomarán lo que les ofrezcan y votarán por las opciones democráticas. 

El pueblo venezolano está claro que todo lo que lleva adelante el régimen se resume en la frase popular de “comida para hoy y hambre para mañana”- 

El carnet de la patria además busca marcarnos como si fuéramos ganado. Es una especie de hierro ardiente con el cual desde Miraflores quieren colocarnos un número, perdiendo así nuestra identidad y nuestra esencia de seres humanos. 

El carnet de la patria pudiera ser una especie de la “estrella de David” que los Nazis les colocaban a los judíos dentro y fuera de los campos de concentración. 

En resumen, todas estas acciones van sumando letras, párrafos, páginas y folios de las reiteradas violaciones de los Derechos Humanos que el régimen comete cotidianamente. 

Y frente a estos atropellos todos los venezolanos tenemos que estar más unidos que nunca. Todos los partidos, movimientos sociales, ONG, Fundaciones democráticas y sobre todo el pueblo tenemos que estar unidos para lograr el cambio total en Venezuela. 

P.D: Expreso mi solidaridad con el compañero diputado Luis Florido quien fue víctima de un atropello, digno de los gobiernos autoritarismos, en el Aeropuerto de Maiquetía donde fue despojado de su pasaporte y vejadoen su condición de diputado y de ciudadano venezolano.