Accidente Histórico; por: Freddy Paz /@FreddyPaz

Históricamente los movimientos revolucionarios de izquierda que llegaron al poder se han caracterizado por un denominador común: El Totalitarismo.  Todos estos proyectos políticos se erigieron en torno a la figura de líderes mesiánicos que aprovechando las circunstancias críticas del momento, enarbolaron las banderas de la lucha de clases sociales y  se enquistaron por años en el poder.

Estos proyectos caducos y retardatarios se basan en la concentración del poder en muy pocas manos, haciendo que todos losciudadanos dependan cada vez más de papá estado. Haciendo a todos cada vez más iguales en la pobreza y utilizando a la "clase trabajadora" como maquinaria necesaria para hacer posible que una pequeña élite mantenga a costa de su trabajo y sus sacrificios los privilegios que otorga el manejo del poder.

 No es fácil someter a una población al hambre, a la desgracia, escasez, colas, altos costos y a una violenta inseguridad. Donde el populismo y el totalitarismo comienzan a jugar con las necesidades del pueblo: si te portas bien, te doy, si no me apoyas te excluyo, si piensas distinto, te reprimo y persigo.            

Ocurre en Venezuela con un gobierno, que le cierra las puertas al progreso, un aparataje  burocrático inmanejable, donde la corrupción, elclientelismo, el nepotismo, la especulación y los mercados negros tienen su mejor caldo de cultivo. A esto se suma la práctica de imponer cada vez más, controles que limitan las libertadeseconómicas y de producción.   

Es entonces un gigantesco accidente histórico que esa trasnochada y fracasada izquierda internacional desterrada prácticamente de la escena política mundial haya florecido en nuestra Venezuela con sus perversas prácticas y siendo esta nuestra patria el país con la principal reserva de petróleo del mundo, haya sido utilizada como trampolín para importar arcaicos y descontinuados aires comunistas al resto de la América del Sur, aires éstos, que en su momento fueron rechazados con valentía y determinación por la vocación democrática del pueblo de Simón Bolívar en los años 60 y 70.

Hoy nos encontramos sumidos en una profunda crisis a todos los niveles, político, económico, social y de valores que pareciera no tener final a la vista, porque los que hoy nos gobiernan en suafán de mantenerse en el poder y no perder sus privilegios tratan de cerrar las salidas democráticas consagradas en nuestra constitución, para lograr el cambio de este modelo “socialista” que tiene arruinado a los venezolanos.  

 

Diputado Freddy Paz

@freddyspaz