La debilidad e indolencia del gobierno; por: Richard Casanova /@RichCasanova

image.jpg

Este gobierno entreguista y adulante con el imperio chino es poco lo que ha aprendido de quienes tienen la merecida fama de ser uno de los pueblos más pragmáticos del planeta, lo cual le ha permitido abordar soluciones a sus problemas reales y desarrollar una sorprendente habilidad para ganar dinero. Pero también los chinos poseen una gloriosa historia que “constituye en realidad una lucha interminable entre las fuerzas de la luz y la oscuridad, la cultura y la brutalidad, lo civil y lo marcial”, como señala Ralph Sawyer en “El Arte de la Estrategia”, un extraordinario libro sobre tácticas no convencionales para el mundo de los negocios y la política. Desde esta perspectiva histórica y cultural es posible entender en su real dimensión que “la fuerza y la debilidad son una cuestión de disposición humana” (SunTzu/ El arte de la guerra). Regresando a la realidad venezolana: ¿Qué nos aporta esta reflexión a la hora de valorar la fortaleza del régimen? ¿Qué decir de la “disposición humana” de la élite gobernante?

Pregonando el comunismo, los chinos implantaron un modelo económico tanto o más salvaje que el capitalismo yanqui. En cambio, esta “revolución” venezolana se orientó hacia la versión cubana del marxismo, signada ésta por un estatismo obsoleto, un acosoperenne a los sectores productivos y una política fracasada de expropiaciones que además de conducirnos a la ruina, ha sido la excusa ideológica para saquear las arcas de la nación y enriquecer groseramente a la cúpula oficialista, lo cual resume suvocaciónreal. En efecto, su interés nunca ha sido invertir los fabulosos ingresos petroleros en el desarrollo del país sino transferirlos a sus cuentas personales mientras adviertenal pueblo empobrecido que “ser rico es malo”. La retórica socialista, la mentira, la manipulación de lo popular y de la historia, ha sido el argumento esencial de esta colosal estafa política. Hoy, en medio de grandes penurias que sufre la población, Nicolás Maduro con su discurso patriotero propone un “plan especial” para enfrentar a escala nacional e internacional el decreto de Obama que supuestamente considera a Venezuela –se refiere al narco régimen- como una amenaza para Estados Unidos.

Mientras la gente busca desesperadamente alimentos y medicinas, al presidente no se le ocurreun plan especial contra la inflación y la escasez sino que evidencia su indolencia ante la pesadumbre del pueblo humilde y demuestra que su preocupación mayor es proteger a los delincuentes afectados por el decreto del presidente norteamericano. Maduro denuncia una supuesta hegemonía mediática de la burguesía mientras en otra abusiva cadena nacional, insiste en planteamientos que nada tienen que ver con los problemas reales de la población. Quieren enganchar al venezolano -desesperado por la angustiosa realidad económica y social- ensu politiquería barata contra la derecha y el imperio.Sin duda la mitomanía, corrupción voraz e indolencia de la boliburguesía del PSUV, sugieren que ciertamente esta cúpula podrida es una amenaza –no tanto a los intereses gringos- como al futuro de los venezolanos.Por su “disposición humana”,podemos concluirque estamos ante un régimen extremadamente débil pero¿A dónde vamos a llegar con esta profunda crisis y un gobierno indiferente ante el sufrimiento de la población?  #RevocaloYa

Twitter: @richcasanova

(*) Dirigente progresista / Vicepresidente ANR del Colegio de Ingenieros de Vzla.