Pdvsa: A punto de estallar; por: Antonio Barreto Sira / @BarretoSira

Sí, la industria petrolera se encuentra a punto de explotar. 

Desde el punto de vista financiero la principal, para no decir la única, industria nacional se encuentra en el subsuelo. 

La política despilfarradora, corrupta y dadivosa del régimen ha llevado a Petróleos de Venezuela a su peor posición económica de toda su historia. 

Hemos manejado más dinero que nunca y en este momento estamos más endeudados que antes. Ustedes saben, uno de esos “milagros” que efectúan en Miraflores durante esta “revolución”. 

Los venezolanos hemos visto como displicentemente el Gobierno venezolano firmó acuerdos petroleros que perjudicaron a nuestra industria. Los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) gozaron de precios del crudo prácticamente regalados y con facilidades de pago realmente ridículas, pero la más beneficiada fue la isla de Cuba, o mejor dicho lo más favorecidos fueron los hermanos Castro, porque el pueblo de esa nación casi no vio ni una gota de petróleo, así como tampoco lo han visto los millones de venezolanos que sí tienen el derecho para ello.  

Hoy en día la producción petrolera está destruida, la producción de gasolina es pírrica, los activos del Holding se encuentran desvalorizados; a pesar de la ingesta cantidad de recursos que entraron a Pdvsa la política de mantenimiento de las instalaciones de la empresa fueron nulas y en este momento el paso del tiempo y de la mano descuidada están haciendo estragos en los bienes de la organización. 

Por esto, es que afirmamos que Pdvsa está a punto de estallar. 

Será un estallido económico, y todo gracias a los manejos ineficientes de una cúpula que se encargó de beneficiarse ellos a costilla de toda la nación. 

Pero, no sólo Pdvsa estallará por la crisis económica y financiera que está atravesando, sino que habrá un estallido menos metafórico y más literal, es decir, la carencia de mantenimiento ya aludida está produciendo colapsos en el sistema petrolero. 

Los incontables derrames de crudo, como el acaecido hace unos días en el río Aribi, o la explosiones acaecidas en la Refinería en Puerto La Cruz, forman parte de la desidia que ha caracterizado la acción del gobierno. 

En el más reciente episodio, la rotura del oleoducto de 36 pulgadas en el eje Cabrutica- Jose, en el municipio Monagas, al sur de Anzoátegui, fue un ejemplo de lo que está ocurriendo dentro de la industria. 

Este hecho simboliza el desdén del gobierno en materia de prevención; el nuevo derrame es el más reciente ecocidio que se vive en la entidad y representa un impacto catastrófico para el ambiente. 

Pdvsa está a punto de estallar, ya sea desde la óptima económica u operacional. 

Quienes han guiado los destinos de la máxima empresa petrolera del país han sido torpes, negligentes y corruptos, a tales niveles que aniquilaron la mejor y más productiva empresa petrolera del mundo. 

Pdvsa era el orgullo del pueblo, hoy se ha convertido en una vergüenza nacional. 

Cuando miramos a Pdvsa encontramos en ella otra razón más para seguir luchando por el final de este régimen de oprobio e ignominia.