Hilo constitucional; por: Antonio Barreto Sira / @BarretoSira

¿Por qué afirmamos que se ha roto el hilo constitucional?

En la Asamblea Nacionalinició un proceso de investigación en torno a las irregularidades que el Ejecutivo ha cometido a lo largo de los últimos tiempos. 

 El abandono de cargo o de funciones ha sido debatido, y esto se debe a que la crisis económica, política y social venezolana sigue en aumento sin que desde Miraflores se tomen las acciones necesarias para, por lo menor, paliar la grave situación. 

La crisis humanitaria nacional, que se ve reflejada en ciudadanos comiendo en basureros, o que se evidencia en una población que se enflaquece a un ritmo acelerado, ha llevado a los diputadosa ponderar la ausenciade hecho del Presidente de la República. 

Esto debido a la carencia de una política coherente por parte del Presidente de la Nación para atender las problemáticas que aquejan a la población y segundo porque el Jefe de Estado violando la Constitución en reiteradas ocasiones ha abandonado el territorio nacional sin el previo consentimiento del Parlamento nacional.

El hilo constitucional se ha roto, además, desde que el antiguo parlamento con su junta directiva decidió írritamente nombrar a unos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), violando los procedimientos correspondientes y cometiendo sacrilegios como el hecho de que un entonces diputado votase por sí mismo para ocupar una silla en el Poder Judicial, nos empujan a enderezar el camino y ser garantes de la Constitución nacional tan maltrecha por el actual Gobierno. 

Se ha desquebrajado la constitucionalidad del país cuando el TSJ ha actuado, a pesar de sus vicios de origen, en contra del Poder Legislativo, legítimamente constituido y elegido por la inmensa mayoría de los venezolanos, y por sus sentencia que claramente violentan el poder de la ciudadanía. 

Cuando los tribunales decidieron “asesinar” el Referendo Revocatorio le cercenaron el derecho a elegir a millones de venezolanos, lo que en sí puede calificarse como un golpe de estado contra la legalidad constitucional y que lacera el derecho de los venezolanos a ejercer su soberanía. 

Ha habido una aniquilación sistemática de la constitucionalidad y la institucionalidad de la nación. La violación de la soberanía popular acometida por el Gobierno y por órganos como el TSJ y el Consejo Nacional Electoral (CNE), hacían invitaciones a la acción parlamentaria.  

Frente a esto, los diputados decidimos emprender el camino del rescate de la legalidad y en Defensa de la Constitución nacional. 

Debido a esto, en sesión acordamos abrir una investigación profunda de todos estos aspectos y de otros más como la presunta doble nacionalidad del Jefe del Estado. 

En este punto, de la nacionalidad colombiana de Nicolás Maduro, debo hacer un aparte y aseverar que la sentencia del TSJ que determina que Maduro nació en Venezuela no soluciona el problema, debido a que el meollo del tema es el origen de su madre, porque si se determina, como pareciera que va a ocurrir, que la progenitora de Maduro es colombiana, entonces éste por derecho de sangre posee la nacionalidad de la hermana república, y por ende ejerce ilegalmente la Jefatura del Estado venezolano. 

Ante esto, es que afirmamos que el hilo constitucional fue roto por las acciones de un Gobierno que pretendió erigirse como un devastador sin límites, pero se acabó su anarquía. 

De pie se ha puesto una Asamblea Nacional que se hará respetar y hará respetar la carta magna y sobre todo la opinión de los venezolanos, como únicos portadores de la soberanía nacional.

Por ello, me despido recordándole la necesidad de más y mejor unidad cada día.