26, 27 y 28; por: Antonio Barreto Sira / @BarretoSira

Tres días por Venezuela. Tres días por nuestro futuro. Tres días por nuestros hijos y nietos. Tres días por el retorno de todos aquellos que se fueron. Tres días por el rescate de la democracia. Tres días, tan solo tres días. 

Durante los días 26, 27 y 28 de octubre los venezolanos saldremos a firmar para activar el Referendo Revocatorio. Inundaremos las calles para demostrar que somos un pueblo pacífico, pero consciente de su propio destino. 

Durante esos tres días le diremos al régimen: “hasta aquí te trajo el río”. 

Vamos a firmar y activar el Referendo Revocatorio, que se va a realizar este mismo año y que va a dar por finalizado el peor gobierno de toda la historia de nuestra nación. 

Por tres días, los venezolanos saldremos con alegría, fe y entusiasmo a solicitar, en el libre ejercicio de nuestros derechos constitucionales, la celebración de elecciones para determinar si Maduro sigue o no al frente de los destinos de la república. 

Los venezolanos firmaremos, votaremos y los revocaremos. De esto no me queda la menor duda. 

Este pueblo sabe que vienen cosas mejores para la nación, siempre y cuando le demos un viraje a la política económica actual. 

Maduro, por obvias razones, no puede continuar al frente del Estado; Maduro arruinó, o mejor dicho terminó de hacerlo, a la república. 

Por esta razón, los venezolanos saldremos a firmar en los aludidos tres días. Porque durante el 26, 27 y 28 de octubre firmaremos para revocar el hambre, la inflación, el desempleo, la inseguridad y sobre todo a todas las promesas que desde Miraflores nos hicieron hace casi 18 años atrás y que nunca cumplieron. 

Se revocará la crisis humanitaria, se revocarán las prisiones injustas y los exilios políticos, se revocará la represión por pensar y defender ideales diferentes a los expresados por el régimen. Se revocará la intolerancia y se abrirán las puertas para que la inversión nacional e internacional inyecte capitales a la nación, para de esta forma desarrollar nuestro potencial y la prosperidad vuelva a reinar en nuestro país. 

Durante tres días los venezolanos evidenciaremos que no queremos más una “revolución del hambre”, durante estos tres días los venezolanos volveremos a decir que la mayoría del país está con el cambio y con el futuro de la República. 

Estos días serán de trabajo, lucha, motivación y triunfo.  El 26, 27 y 28 de octubre los venezolanos tomaremos las calles en una fiesta democrática, que los violentos del régimen jamás podrán aguar. 

¡Sí! Los demócratas reafirmaremos con fuerza que somos una raza eterna. Los demócratas venceremos a las tinieblas del totalitarismo, los demócratas firmaremos y triunfaremos. 

En tres días lograremos la meta. En tres días mostraremos el músculo popular, organizativo y motivador de la Unidad. En tres días sembraremos la semilla de la esperanza que cosecharemos el día del Referendo Revocatorio este mismo año. 

Sí, en esos tres días en el Consejo Nacional Electoral (CNE) quedarán con los ojos abiertos de la sorpresa, en esos tres días el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) estarán contra la pared. 

En esos días estaremos más unidos que nunca.