2016: Venezuela será sólo viable con un rescate internacional

Foto: referencial  

Foto: referencial  

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

El gobierno de Nicolás Maduro se ha vuelto inviable para 2016. Al revisar los recientes datos que se originan en el mercado petrolero, la Faja del Orinoco, que produce unos 800 mil barriles diarios de petróleo, comienzará a arrojar pérdidas, debido a que el costo por barril, de US$ 30, quedaría por encima del precio si el promedio de la cesta venezolana es de US$ 29.

En todo 2015, Pdvsa sólo pudo entregar al Ejecutivo unos US$ 6 mil millones, con un barril que promedió US$ 43,93.

Las cifras del gobierno son alarmantes, se tiene en Reservas Internacionales poco más de US$ 14 mil millones, los compromisos de deuda para 2016, son de US$ 10 mil millones. Para que el Estado funcione con hospitales sin insumos y la precariedad del gobierno, se requieren unos US$ 8 mil millones. Para importación de alimentos, pagados de contado, unos US$ 25 mil millones, con este monto sólo se podría sostener el sistema de racionamiento, por lo que difícilmente el sector comercial y productor venezolano pueda resistir otro año más.

Entre las claves para correcciones de buena parte de la economía, están el aumento de gasolina, que arroja pérdidas por unos US$ 12 mil millones al país, al año. El recorte al subsidio de productos regulados, así como sincerar la tasa de cambio, en una economía más real, que se ubicaría en unos Bs 266, por dólar.

Pero las correcciones económicas requieren de acuerdos políticos, entre el Ejecutivo y el Legislativo nuevo que se instala a partir del 5 de enero. Luego del 6 de diciembre, el gobierno ha planteado situaciones opuestas, como la de no permitir instalar la nueva AN, y radicalizar su gestión “revolucionaria”, sin dar al país orientaciones estratégicas para evitar profundizar la crisis.

En el horizonte está el impago de deuda y el desabastecimiento a partir de enero, mes en que muchas compañías no podrán abrir por falta de inventarios.

La situación económica tras la llegada del Año Nuevo es sumamente compleja, lo que podría acelerar cambios en el ámbito político y el establecimiento de medidas que permitan un rescate internacional por entes como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.

Vía En efectivo