Unidos somos la solución; por: Freddy Paz / @freddyspaz

El pueblo unido jamás será vencido, es una canción chilena cuya música fue compuesta por Sergio Ortega Alvarado y el texto escrito en conjunto con la banda Quilapayún. Conocida en el mundo entero, es una de las más famosas canciones de protesta de la historia. El título de la canción estaría inspirado en la frase del líder político colombiano Jorge Eliécer Gaitán, pronunciadas en un discurso en la década de 1940. La canción fue grabada por primera vez en Chile en 1973 durante un masivo concierto de Quilapayún en la Alameda de Santiago.

Es por la cruda realidad en la cual vivimos los venezolanos, que nos convoca a unirnos para formar parte de la solución que significa superar los desequilibrios económicos, sociales y políticos en los cuales estamos inmersos los venezolanos, como resultado de un proyecto político socialista fracasado que ha conducido al país por un barranco, por lo cual, vale la pena el ejercicio de empeñar todos nuestros esfuerzos, con el propósito de reconciliar a los venezolanos y soñar un mañana mejor, con una paz duradera, con la posibilidad de vivir en medio de las diferencias, pero con la esperanza de construir oportunidades e igualdad para todos y todas, y lo podemos lograrlo fortaleciendo la corresponsabilidad de cada nivel de gobierno, de la ciudadanía y del sector privado. Respetando y haciendo cumplir un proyecto de País, expresado en el marco del texto de la Constitución de la Reduplica Bolivariana de Venezuela.

Mejorar la productividad, infraestructura productiva y de comercialización; detener la degradación de los recursos naturales; el fortalecimiento de una economía popular solidaria; fomentar la cooperacióny la asociatividad; fomentar la ocupación plena y el trabajo digno bien remunerado; asegurar el piso de protección social para los venezolanos; protección de los derechos ciudadanos; fomentar la actividad industrial y comercial; entre otras ideas para construir un nuevo camino para todos los venezolanos, sin exclusiones de ningún tipo.

Como los ánimos de este país se caldean con un “twitterazo”, un titular, un pote de humo, unas protestas y cualquier efecto mediático que nos entretenga… o nos duela… los venezolanos en los últimos meses han sentido el castigo y el fracaso de un mal gobierno en todos los rincones de Venezuela, y piden a gritos con sentimientos democráticos  un cambio político el 6 de diciembre,  con el triunfo mayoritario de los diputados y diputadas de la unidad en la nueva Asamblea Nacional, para el equilibrio de poderes y para el inicio de los cambios profundo que exigen los venezolanos.

En este sentido, Mohammad Yanus, Premio Nobel de La Paz 2006 dice, que “los pobres no son los creadores de su propia pobreza. Son simplemente las víctimas del sistema que hemos construido”.