¿Y qué es esto?; por: Carlos Marcano Villarroel / @CarlosMarcano

Si, esta es la pregunta que se  hacían los habitantes y visitantes de nuestra pobre y sufrida ciudad, cuando empezaron a observar una serie de planchas de concreto que se empezaron a construir a lo largo de las Avenidas Municipal y Andrés Bello (para mi sigue siendo Andrés Bello). Luego comenzaron a aparecer unas armazones de metal  y la gente comenzó a especular, a adivinar que era lo que se estaba cocinando en las avenidas principales de nuestra ciudad; pero que yo sepa, no hubo una discusión, una explicación, de parte de ningún organismo o institución municipal, regional o nacional, al conglomerado de nuestra ciudad acerca de que era lo que se estaba tramando, con esta tan extendida y complicada operación que se le estaba practicando a nuestra ciudad.

Después de tantas discusiones y conjeturas hemos ido recogiendo datos sueltos por aquí y por allá (nada oficial repito) y algunos, no sé cuantos, hemos llegado a la conclusión de que se trata de un nuevo sistema de transporte público, que algunos llaman tranvía, otros monorriel, otros autobuses gusanos, en fin cada quien en su imaginación ha buscado un nombre para el nuevo experimento de transporte que se avecina.

Pero lo que si nos tiene preocupados a todos, es el ataja perro que se va a formar en estas principalísimas vías de la ciudad, una vez que el fulano transporte comience a funcionar. Ya, en estos momentos con la construcción que va avanzando día a día, se han comenzado a ver los embudos de tráfico que se forman en todos los sitios donde se están llevando a cabo la construcción de lo que nos imaginamos que serán las paradas y en las vías donde se ha venido dividiéndolas con unos muritos.

Bueno, no hay que ser muy inteligentes para imaginar las trancas que se van a formar con el funcionamiento de los modernos colectivos y el resto de vehículos del transporte público y privado. Ya verán las continuas trancas que se formarán, cuando con el descuido de los conductores, comiencen a tropezar con los señalados muritos. Serán muchos los choques que se producirán, entré vehículos, motos,  autobuses y busetas y serán muchos los accidentados en la vía con los cauchos estallados, los rines doblados, etc.

Creo muy sinceramente, que este sistema de transporte, como muchas otras obras del gobierno, no fue bien pensado, ni analizado, ni explicado y mucho menos discutido con nadie, porque como lo dijimos al principio, nos la aplicaron sin anestesia. Creo que este sistema de transporte, va a ser un tremendo fracaso y creo que en un plazo máximo de seis meses, tendrán que comenzar a recoger sus autobuses y a dejarnos esos mamotretos de paradas y muritos regados por todas partes, como un monumento más a la incapacidad y al derroche. Con el tiempo la misma gente del Puerto y los visitantes, se preguntarán nuevamente: ¿Y qué es esto?