El Natalicio del Libertador; por: Freddy Paz / @freddyspaz

Cuando se cumplen los 232 años del Natalicio de Simón Bolívar, el mejor homenaje que se le puede hacer es proseguir el camino de independencia, de cambio, que nos indicara con su gesta heroica, cumplir con los objetivos de alcanzar la verdadera independencia, que no es otra cosa que lograr la plena soberanía en materia de desarrollo económico, lo cual a su vez garantiza la libertad para implementar políticas propias en cualquier esfera de la vida social del pueblo venezolano, que “Hasta que no hayamos derrotado los males que aquejan la República, nunca seremos libres; y debemos trabajar por el Nuevo Ideal Nacional”, dijo nuestro libertador Simón Bolívar.

Bolívar al reflexionar sobre el destino de Venezuela, señaló. Los preceptos fundamentales de los ciudadanos: “Son derechos del hombre: la libertad, la seguridad, la prosperidad y la igualdad. La felicidad general, que es el objeto de la sociedad, el perfecto goce de estos derechos”. Con un “sistema de gobierno capaz de producir la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política”. Cosa que aun los venezolanos no vemos concretar el sueño de Bolívar en Venezuela.

El sueño de la unidad siempre estuvo presente en la mente de nuestro libertador Simón Bolívar, y cumpliendo con ese legado, la Mesa de la Unidad Democrática, asume el reto de convocar a la unión nacional de todos los venezolanos, sin fronteras que nos separen del amor patrio.

Para Bolívar la Patria lo fue todo… como lo vociferaba a los cuatro vientos en sus más emotivos discursos: “Yo voy a hacer todo el bien que pueda a Venezuela sin atender a más nada. Y que se acuse a cuantos cometen faltas y todo se corregirá ¡¡¡Yo seré el primero!!!”.

Bolívar, en sus pensamientos también señaló: “La Hacienda Nacional no es de quien nos gobierna. Todos los funcionarios y depositarios de vuestros intereses, debe demostrarnos el uso que han hecho de los Fondos Públicos”, cosa muy distinta a la que ocurre actualmente en Venezuela. Donde no hay duda, que la corrupción le ha hecho un grave daño al País en los  últimos tiempos, porque de ella derivan todos los males que aquejan hoy a la sociedad de nuestra nación.

Pero los principios del pensamiento Bolivariano son todo lo contrario a las nefastas medidas económicas impuestas por la “revolución”, que han generado duras consecuencias y penas que día a día enfrentamos hoy la inmensa mayoría de los hombres y mujeres venezolanos, para lograr subsistir en la patria de Bolívar.