¿En qué invertir los bolívares?; por: Carlos García V. / @I_am_kgv

Las alternativas de inversión, para combatir la inflación en Venezuela, se complican cada día. 

Hace algunos meses atrás, y durante algunos años incluso, las alternativas de inversión en bolívares eran bastante claras: si no se tenía acceso a invertir en monedas duras, los excedentes en bolívares podían ser diversificados en la compra local de activos. Si era en gran escala, la compra podía ser dirigida a empresas, e inmuebles. Si era a mediana escala, en maquinaria y en automóviles. Y, para la gran mayoría de los mortales asalariados, en electrodomésticos y tecnología personal (PCs, tablets, TVs, celulares). Estas eran compras estratégicas que lespermitían a todos resguardarse de la inflación.

Sin embargo, a partir de mediados de 2013, la escasez en los diversos sectores se fue consolidando haciendo prácticamente imposible esta estrategia. Dado que la liquidez monetaria iba sostenidamente en aumento, y que las importaciones públicas y privadas iban sostenidamente en descenso, los bienes se hicieron cada vez más caros. Pero, apartando la inflación propia del ciclo, el verdadero problema es que no había qué comprar. Según la revista Gerente de Junio 2015, la escasez en productos de tecnología por ejemplo, alcanza el 60%.

Entonces, ¿qué alternativas le quedan a las empresas y a los individuos para protegerse de la inflación? ¿Cuálesactivos quedan para invertir?

Recientemente el economista José Guerra sugirió una estrategia que bien vista puede ser la solución. Guerra habló de “invertir en uno mismo”. Aparte de que “nadie te puede quitar lo bailado”, la inversión en uno mismo tiene sentido porque bien ejecutada puede mejorar nuestro perfil en el mercado (nacional e internacional). En el caso de las personas, estamos hablando obviamente de entrenamiento. Pero en el caso de las empresas, el invertir en uno mismo tiene dos vertientes interesantes. Una es, obviamente invertiré en capacitación de personal. Y la otra es invertir en tecnologías para mejorar los procesos y reducir costos. Pero, hay que advertir, que la inversión debe ser planificada, y mejor aún ejecutada. La empresa debe identificar los procesos y sistemas susceptibles de mejora, que más allá de cualquier otro fin deben orientarse a reducir costos y/o fidelizar a los clientes. Cualquier esfuerzo que tienda a reducir costos, o a mejorar la relación con los clientes, es vital en una economía inflacionaria. Es un asunto de supervivencia para la empresa. Sistemas para la gestión de activos, gestión efectiva de inventarios, gestión de clientes y desarrollo de proveedores alternos (nacionales) son fundamentales para la empresa en entornos inflacionarios.

Si su empresa tiene (aún) flujos de efectivos o excedentes en bolívares, y Ud. tiene planificado mantenerse en el mercado, la mejor inversión en bolívares que puede hacer en esta coyuntura es invertir en sí misma, llámese capacitación o sistemas. Como siempre, si quiere asesorarse o tiene dudas a este respecto, puede comunicarse con nosotros y con gusto lo atenderemos.