¿“Nueva” o “vieja” Unidad? Por: Ángel Arellano (@angelarellano)

Tras la manifestación convocada por Leopoldo López a través de un video grabado en la cárcel militar de Ramo Verde, y el deslinde de la MUD de este evento, surgen  las siguientes interrogantes:

¿Qué pasó en Venezuela con la protesta del 30M? La masiva movilización realizada en las principales ciudades del país y en diversas capitales del mundo evidenció la disposición que existe en la sociedad de participar en una agenda de activismo pacífico y democrático. La corriente de López, MCM y Ledezma, en la que se agrupan otras organizaciones políticas y que conforman la coalición mal llamada “radical” (la “nueva” Unidad), logró un apreciable respaldo de los ciudadanos. Por el contrario, las direcciones nacionales del grupo de partidos cuyos cocientes electorales de 2012 los han mantenido como una suerte de “mayoría calificada” en la MUD (la “vieja” Unidad: UNT-PJ-AD y otros), se abstuvieron a participar y no propusieron actividades distintas a los enroques de cara a las elecciones Parlamentarias que aún carecen de fecha.

¿Se impondrá la “nueva” Unidad por encima de la “vieja” Unidad? Dependerá de la capacidad operativa de cada grupo para lograr que sus respectivas agendas se cumplan. No es un secreto que los índices de popularidad de figuras como López, MCM, Ledezma y Ceballos han ganado cifras considerables que preocupan al PSUV. Sin embargo, para ganarle espacios al gobierno, que es el enemigo de la oposición, debe existir una articulación que permita agendas de activismo unitarias en toda la geografía nacional. Ganar las Parlamentarias requiere organización.

¿En el seno de la oposición existen planteamientos antagónicos o complementarios? Los grupos se diferencian en sus propuestas: los “radicales” impulsan un acuerdo de transición para la sustitución del gobierno y la protesta no violenta como un mecanismo de presión que, aunado con las Parlamentarias, minen el camino del gobierno. Los más conservadores (la “vieja” Unidad), priorizan la agenda de campaña electoral por encima de cualquier otra acción. Ambos planteamientos, aunque divergen en el fondo, pueden ser complementarios, toda vez que ya existe un acuerdo en ir a las Parlamentarias como primer paso para disminuir la influencia del Ejecutivo.

¿Crecerán las organizaciones que impulsan agendas de protesta de calle por encima de las que están dedicadas a tiempo completo a las negociaciones preelectorales? Los partidos que no inviertan tiempo, esfuerzo y recursos en la organización de sus estructuras y nodos, y sólo estén dedicados a propagar sus mensajes vía medios de comunicación, carecerán de recurso humano a la hora de ganar afectos y movilizar simpatizantes.

¿Es el surgimiento definitivo de un “nuevo” liderazgo que no es tan “nuevo” pero que esperaba su momento para movilizar a la mayoría de la oposición? Sí. La consolidación de líderes como López, MCM, Ledezma y Ceballos viene a diversificar un ecosistema político que estaba dominado por los cuadros de los partidos mayoritarios de la MUD.

En definitiva, la Unidad es un solo ente. Necesita más cohesión y menos discrepancias. Y aunque en ella converjan grupos con planteamientos diversos, debe prevalecer la coherencia, el consenso y la audacia como elementos centrales de un plan que más temprano que tarde debe terminar de definirse. La manifestación del 30M fue un aviso importante: hay que permanecer en la calle.

 

Ángel Arellano

Email: asearellano@yahoo.es

Twitter: @angelarellano

www.angelarellano.com.ve