El Mayor riesgos del Gobierno. Por Richard Casanova (@richcasanova)

Por Richard Casanova (*)

En Venezuela crece la indignación solo que “la procesión va por dentro”. Y va a seguir creciendoel gobierno juega con fuego, abusa con sus mentiras, no ofrece soluciones y utiliza el viejo truco del “trapo rojo” para distraerPor ejemplo, los cubanos ponen a una pobre mujer a rezar eChávez Nuestro” mientras aumentan las tarifas eléctricas y los apagones se hacen cada vez mas frecuentes, sobre todo en la provincia. En este caso, mejorque sea la Iglesia quien responda esta agresión al pueblo cristiano y que sea Dios quien los castigue. Quizás podamos recordarles que esa oración no salvará a nadie del hampa desbordada, no hará que aparezca la harina o la leche, ni le garantiza el cielo a los corruptosque han defalcado a la Nación. Lo importante es no perder la oportunidad para señalar a los responsables de las penurias que ahora pretenden ocultar con esa argucia. Ahora bien ¿siempre será posible evadir los trapos rojos?

Es imposible eludir el tema de los presos políticos o la violación de los DDHH, aunque muchas veces tengan la intención de darle relevancia a la agenda política sobre lo social.  El gobierno no quiere que hablemos de la crisis hospitalaria, prefiere que se hable de los presos políticos, mucho mejor si hablamos de golpes y magnicidios. A todo evento, nuestra obligación es defender a las víctimas de tales atropellos, luchar por su libertad y al propio tiempo, denunciar la realidad social que embarga a vastos sectores de la población.

Hace poco un desprestigiado editor –en una penosa actitud servil- propuso una Ley de la Comunicación Social que conduce a la desaparición del Colegio Nacional de Periodistas, legaliza la censura, promueve la autocensura, criminaliza la libre opinión y lesiona gravemente el ejercicio democrático en Venezuela. ¿Será mejor no “pisarle el peine” al gobierno y permitir que con esa ley amplíe su hegemonía comunicacional? ¿Esto será un trapo rojo o una forma de silenciar a la sociedad venezolana? Quizás como la protesta crece y no han podido callar al pueblo, entonces ahora quieren intimidar con esta ley a los periodistas para que no publiquen nada que exponga al escarnio público a la cúpula cubano-militar que gobierna. En fin, aunque este esperpento jurídico fuera otro trapo rojo, nuestro compromiso es defender a los periodistas y más aun, a la libertad de expresión y al derecho a la información, aspiración que no es excluyente con el desafío de superar la pobreza en Venezuela.

Derrotar a esta autocracia militarista y fascistoide para abrir las puertas del futuro, exigecohesionar a las fuerzas democráticas en una sola línea discursiva y de trabajo, colocando el acento en la agenda social pero sin dejar pasar ninguna tropelía, lo cual sugiere abrir múltiples frentes de lucha con una estrategia compartida y bajo una misma dirección política. El gobierno sabe que su mayor riesgo es la unidad de la oposición, por eso nunca deja de sembrar cizaña, no abandona su alianza con grupos seudo-opositores divisionistas y sigue dando aliento a sectores radicales. Aun así, el cambio viene….

Twitter: @richcasanova

(*) Dirigente progresista / Vicepresidente de ANR del Colegio de Ingenieros de Vzla.