Atrapados en la red de sus propias políticas, por Guillermo Zurga (@Apresivo)

Es posible que la denominada REVOLUCIÓN BOLIVARIANA, creada con la intensión de imponer un modelo económico conocido como “SOCIALISMO DEL SIGLO XXI”, con el propósito final de implantar en Venezuela un sistema político comunista inspirado en la ideología MARXISTA LENINISTA, haya sido solamente la plataforma infernal creada por el chavismo, para desfalcar las riquezas del país, hacer millonarios a gran parte de sus líderes y amigos; y dejarles a los venezolanos sobrevivientes de tal tsunami, una nación destrozada, quebrada y desprestigiada. 

Ese supuesto plan que describo, tiene su sustento, al observar los desastrosos resultados de las políticas públicas que ha impuesto el régimen durante casi 16 años, cuyos indicadores económicos y sociales están a la vista. A saber: la inflación se ha multiplicado y amenaza con llegar a casi 100% a fin de año, el dólar se cotiza en el mercado negro a más de 100 bolívares, la producción de petróleo está por debajo de los 2 millones de barriles diarios y decreciendo, se empezó a comprar petróleo liviano en el mercado internacional, el precio del petróleo estaría llegando a los 70 US$/barril, las reservas del país están bastante mermadas, la escasez de dólares nos asfixia y nos limita enormemente,  los bancos internacionales se han cerrado a los acostumbrados préstamos y se habla del 20% de interés anual para obtenerlos, se importa el 80% de la comida que consumimos, el precio de los automóviles y electrodomésticos están fuera de escala para adquirirlos por el venezolano común, las empresas sobrevivientes se cuentan con los dedos de las manos y una a una van desapareciendo, el poder adquisitivo del venezolano es ínfimo, etc.

El chavismo tuvo la maravillosa oportunidad de hacer de Venezuela una gran nación. Producíamos cerca de 3,4 millones de barriles de petróleo por día y recibíamos un promedio de 30 dólares por cada barril colocado en el mercado internacional. Súbitamente el precio del petróleo se multiplicó y este adquirió el valor sobre los 100 dólares el barril, dependiendo del tipo de crudo. Es decir, los países productores de petróleo, se sacaron la gran lotería; y algunos como el gobierno de Venezuela, se desquiciaron. En lugar de invertir para sembrar el petróleo y construir una gran nación, empezaron a vender una revolución que iría en dirección opuesta al desarrollo y al modernismo, para terminar siendo hoy día una de las naciones de América y posiblemente del mundo, con los indicadores económicos, morales, y sociales más penosos e indignos.

En lugar de reconocer su fracaso como gobierno y dar un giro de 180º en la dirección correcta del país, o simplemente renunciar y convocar a nuevas elecciones para dar la oportunidad a líderes más diligentes que administren a la nación, se empeñan en sostener que el socialismo ha sido un éxito, y en seguir mintiendo y negando las realidades de la situación que se vive en Venezuela. 

A continuación, algunas de las mentirillas que escuchamos a diario de la dirigencia chavista. No existe la necesidad de devaluar, importamos solo el 40% de la comida y necesidades básicas,  el año de 2015 será de crecimiento económico sostenido, el venezolano come más que antes, hemos derrotado la pobreza extrema, durante el 2014 se ha dado un aumento superior a la inflación, no existe desempleo, existe una guerra económica que no nos deja avanzar pero la estamos derrotando, la importación de petróleo será transitoria, etc., etc. ¡Oh Dios mío, que mediocridad!

Loading...